Círculo Holmes
               Asociación española de amigos de Sherlock Holmes

Bienvenido a nuestro cajón de sastre


Efectivamente, este es nuestro cajón de sastre. Aquí iremos poniendo todo aquello que no tenemos integrado en los demás menús. De momento podeis disfrutar de Entrevistas, Podcasts y Artículos que iremos colgando a medida que podamos. Ya podeis ir disfrutando de las buenas entrevistas realizadas por nuestro Jabez Wilson particular, Luís de Luís y de algunos podcasts que hemos recuperado por ahí, alguno de ellos realmente importante y difícil de conseguir. ¡Pasen y vean!

19.03.2018

Entrevista a Rafael Marín

“El siglo XX no se puede contar sin Chaplin”

17904382_10154466680398461_3631824322383612590_n.jpg
No tiene claro que es realidad y que es ficción. O sí. Hace años emprendió una aventura literaria original y deslumbrante: contar a Charles Chaplin a través de los detectives de nuestra vida. Nos cuenta, entre muchísimos, la fascinante historia de aquel proyecto, fallado que no fallido, iniciado con la novela “Elemental querido Chaplin” y que, quizás, algún día culmine. Se lo merece, nos lo merecemos.
¿Conoce a Sherlock Holmes desde?

¡Yo que sé! Desde muy pequeñito, desde adolescente … No lo sé exactamente, sería en las ediciones de Molino pero siempre ha estado ahí; aunque, quizás, la gran impresión me la provoca la serie de Peter Cushing. Aún recuerdo cuando la pasaban por televisión…

Los viernes por la noche en la Primera y casi única cadena

Sí, sí, esa serie fue un impacto. Es que yo soy más del Holmes audiovisual que del escrito.

Eso es algo muy raro…

Sí, es ser holmesiano pero menos…

No se crea, que todos los caminos llevan al detective…

(risas) Recuerdo los dos tomacos (que aún tengo guardados en una funda) que reunían las historias del detective.

Tendría también “El perro de los Baskerville” en dos números de la colección “Relatos Salvajes” publicados por Vértice
Si, estaba muy mal hecho, mal reproducido y editado con las tintas muy corridas. y llevaba de complemento historias de “Los Vengadores”. 

¿Y después?
Ya en los ochenta y tantos o noventa y tantos, cuando se emite la serie de Jeremy Brett es cuando caigo redondo y me dije “¡Ostras ,esto es maravilloso!”  Me quedé flipado con su interpretación, para mi es el Holmes definitivo. Tan embebido estuve con la serie que ni me di cuenta de que cambiaron a Watson.

Y eso que en algunos momentos la interpretación está, por así decirlo, “fuera de cacho”
Si claro, tal y como conciben los ingleses las producciones televisivas, pasa tiempo entre temporadas y afecta a los actores.

Además, a Brett le pilló una enfermedad muy complicada

Si, él era impulsivo y, además, tenía un problema con los tranquilizantes. Las últimas temporadas, se llenó de obsesiones y entró en bucle llegando a creerse Sherlock Holmes. Lo que poca gente sabe es que también fue D ‘Ártagnan. 

Y Freddy el pretendiente despechado por Audrey Hepburn en “ My fair lady” , el episodio holmesiano perdido
Cierto. La verdad es que esta serie es mucho más que Brett, a mí me gusta muchísimo todo: la ambientación, la música, la entradilla … todo es extraordinario y, porque no decirlo, la actriz que hace de Irene Adler

(risas) Gayle Hunnicutt
Quien, fue además, lo tendría que comprobar, chica Bond…

Casi, iban a contar con ella para “Vive y deja morir” pero se quedó embarazada
¡Vaya! Peor para bond, ¡menuda chica!

Los dos Watsons fueron muy buenos, Edward Burke, el primero, más enérgico; el segundo, Cedric Hardwicke, más bonancible
Las dos son facetas de Watson.

Por cierto, su Watson me ha descolocado ¡Se inspira en Monsieur Verdoux!
(risas) Luego se lo cuento.

Bueno, pues cuénteme entonces su primer encuentro con Chaplin
Era el amigo de los niños en los “Minutos de cine cómico” que echaban en la tele, como cortinillas, entre emisiones. Luego ya empezó el amor profundo cuando descubrí que no era solo un payaso y, posteriormente, al leer su autobiografía ya te quedas enamorado de él.

Y quieres contar su vida
Si, empiezas a investigar un poco y te das cuenta que el siglo XX no se puede contar sin Chaplin. Investigué mucho. Tengo como quinientos libros, fotos, memorabilia de Chaplin ya que contar su vida era un proyecto que quería llevar hasta el final, pero una cosa es lo que uno se propone y otra la que la realidad permite.

Un proyecto que empezó…
Cuando estaba leyendo la autobiografía de Chaplin coincidió que vi la entradilla de la serie de Granada y, al ver la escena en que unos niños que se asoman a un escaparate, me dije: “¡Chaplin es un irregular!”.

Es que esa primera parte de su autobiografía es puro Dickens, es Oliver Twist pero de verdad
Claro. Date cuenta que para quienes nos dedicamos a esto, historia y ficción son la misma cosa. Cuando pienso en la Inglaterra victoriana pienso en Dickens pero también pienso en Drácula y pienso en Holmes y pienso en el Hombre Elefante

Esa reflexión está en su novela. La cita exacta es :“La realidad no es más que una ensoñación de lo fantástico”
¿Eso lo he dicho yo?

Bueno, en la novela lo dice Holmes
Lo cierto es que todo es lo mismo. Realidad o ficción. A eso jugamos los literatos. Además una cosa muy importante que tiene esa época finisecular es que se crean los mitos literarios y cinematográficos que vienen luego y llenan el siglo XX.

Sobre todo en el mundo anglosajón donde, además de grandes narraciones, se crean personajes eternos
Si, que saltan al cine, al comic, a la tele y, 120 o 150 años después, siguen ahí. Eso es maravilloso.

En  “Elemental querido Chaplin”, deja cosas pendientes Chaplin dice: “Le volví a ver con la identidad de Altamont”
Claro, yo tiraba carrete y ya lo recogería. … inicialmente pensé en escribir una segunda parte de “Elemental querido Chaplin” en la que también apareciese Holmes pero ya las vibraciones eran distintas; además, argumentalmente era muy complicado que se cruzaran. Charlie no vuelve a Inglaterra hasta 1917 para vender bonos de guerra. Cruzarles hubiera sido muy forzado

Es la primera novela de una proyectada serie de cinco, una biografía novelada de Chaplin que interactúa con distintos detectives de ficción
Si, una vez deseché forzar a Holmes pensé: “ ¿Por qué no cruzar a Charlie con más detectives, con los continuadores de Holmes?”. A partir de ahí retomé el proyecto con Charlie Chan (quien iba a co – protagonizar la segunda novela) y escribí “Sombras de candilejas” una especie de primer capítulo de esa proyectada novela que ahí se quedó… en relato.

Y continuaría con…
Tenía una historia para la tercera novela se llamaría Prometesla y trataría sobre la búsqueda por los nazis de la  máquina de matar de Nikola Tesla ( una personaje que siempre me ha gustado mucho) y, en esa historia, aparecerían , además, científicos conocidos como el profesor Challenger el doctor Hans Zarkov  … ¡Quería  jugar con los científicos locos!…

La saga iba a finalizar con Harry el Sucio
Si, sería la última historia cuando Charlie vuelve a los Estados Unidos a recoger el Oscar.


 Me da mucha pena hablar de esto porque son novelas que no están escritas y que posiblemente nunca escribiré porque tampoco me veo ahora mismo con ganas de volver a investigar sobre la época…

Volviendo a “Elemental…” sobre la novela planean, como ocurrió en la realidad y como contó en “Mi autobiografía”, las sombras de Hannah, su madre y de Marie Doro, su inolvidado primer amor
Ese era el juego, que pareciera que estaba escrito pro Charlie y no por mí. Inicialmente intenté imitar el estilo de Chaplin en “Mi autobiografía”. La primera frase del libro, ya define ese estilo: “Mi padre era un borracho, mi madre se volvió loca”. ¡Es muy fuerte!¡Es brutal!

Su libro no se queda en una simple novela de aventuras
No, está lleno de guiños que no molestan; si los pillas bien y si no, no pasa nada

Como la aparición de un tal Desmond
Si, el padre del criado de Rip Kirby

O las razones de usar unos panecillos para imitar un baile…
Si (risas) i hay guiños de los que quedé muy satisfecho, además del obvio sobre Hitler, cerca del final de la novela hay una, por así llamarlo, escena post créditos con un guiño a Drácula.

No la recuerdo…
Cuando están en Carfax y ven un montón de tierra y unas maderas y no saben que lo que están viendo…

¡Es el ataúd!
¡Eso es! ¡Y ya no está Drácula!

Oscar Wilde también aparece. Su destino es parecido al de Chaplin. Si se hubieran limitado a ser bufones de la sociedad de su tiempo
Si, y se encuentran en un fumadero de opio.

De esos que le gustan a Neville St Clair
Y esa situación entronca con un relato mío, publicado en Bibliópolis, protagonizado por Wilde.

“Una vez irregular siempre irregular” dice Wiggins en la novela. No se nota le gustan los Vengadores
(risas) en el fondo son lo mismo.

¿Por cierto su vengador favorito?
Cuando era adolescente, es curioso, mi vengador favorito era el Caballero Negro, que no es e ni chicha ni limoná pero era muy bonito. Ahora, ums ¡yo que sé! supongo que el Capitán América. Mira que yo era muy de Spiderman pero con los años he aprendido a valorar al Capi. Es, tal vez, el mejor personaje de Marvel, no solo por lo que significa y simboliza sino que, además, es el que mejor se lleva a la pantalla. Todas sus películas merecen la pena.

La metaliteratura del inicio de la novela es deslumbrante: la reunión de escritores, las citas a Alfredo Landa, a “Astérix en Helvecia”, a “El secreto de Thomas Crown”, la aparición de Rodolfo Martínez
Pues todo es verdad. Yo tenía un alumno con un padre detective y es verdad que hablamos de las novelas de Rudy, que es quien me obliga a escribir mi novela,

¿Y le dió una llave?
(risas) No eso no, ni me fui a Suiza

Pero, por así decirlo, Rudy “fuerza la maquina”
Si, habíamos planeado y acordado un pequeño crossover … que nunca se llevó a cabo

Con Frederic Wingspan supongo
No, con un personaje mío, un pelirrojo que con el tiempo sería Dos Caras

¿Y cómo lo iban a hilar?
Ya no me acuerdo ( risas)

“Como de lento pasa el tiempo para quien lo adelanta en un minuto” dice en la novela. Son palabras propias del irascible vengador Mercurio
Y de Holmes. El hombre que piensa más rápido tiene que ver la realidad de otra manera; de hecho, hay mucha gente que piensa que Holmes es un superhéroe.

Ahí está Batman
Como quedó claro en aquel precioso número de Alan Davis y otros por un aniversario de Detective Comics

“La otra cara de la Commonwealth está aquí” dice en la novela. Ese tema es muy canónico: la inmigración invade el Imperio y no se sabe bien como defenderse
Sí, es cierto; el Imperio se veía amenazado y no solo por el inmigrante sino por todo tipo de extraños, incluso por los ingleses que vuelven que no ven a Inglaterra como la patria acogedora que pensaban. Siempre se ha dicho que, por ejemplo, Drácula representaba el miedo al extranjero y el zombie no deja de ser miedo al pobre. El mismo Charlie, que era un hombre de izquierdas, de no haber sido famoso hubiera acabado por ser un comunista en las calles, otro extraño; como Holmes que, aunque sea un caballero, no se somete al poder.

Desprecia a la nobleza y la “verdad oficial”
Si, eso se nota mucho en “Asesinato por decreto”, que es una gran película holmesiana, en  la que vemos a Holmes contra  el establishment y,  a la vez, como patriota; es decir, ese patriota al que que no le gustan ciertas cosas de su patria y las combate, y así debe ser. Si no, no eres un patriota , eres un borrego.

En este sentido … ¿Que quieren decir las siglas V.R.?
¡Hombre! Victoria Regina

¿O veritate regnabit?
¡Ah! ¡No lo sabía!

Ahí queda (risas). En la novela rescata del Canon al perro Toby para que tenga una escena con Chaplin reminiscente de “La quimera del oro”
Si, bueno, a este respecto me hacen mucha gracia las críticas a la novela que hace la gente que no pilla los referentes; como, por ejemplo, lo de los panecillos, (aunque era muy evidente) o la escena del mareo en el barco por la que me dijeron que no parecía normal dedicarle cuatro páginas. Dan ganas de decir “¡Tío,  no has visto la película y hablas de ella!”. Yo estoy jugando con una escena de la película muy larga (y divertida porque está muy bien narrada) que me sirve para ir trasladando como se va forjando el personaje de Charlot.

Esos algunos momentos clave en la novela: como toma “prestada” la ropa de un tendedero, como se fabrica un bigote
Sabemos que no fue así pero en la novela funciona para construir al personaje

Como la atracción de Chaplin niño por los vagabundos
Esa fascinación - nuestro Carpanta es un ejemplo mas que obvio -  por el outsider siempre ha existido.  Es es un arquetipo literario como se ve bien en “Los viajes de Sullivan”

Es verdad, esa película es un tratado sobre la alegría de vivir del vagabundo que, a pesar de todas sus desgracias, consigue disfrutar viendo una película de Pluto
Otro Toby…

Cierto, curiosamente Escobar también tiene uno…  pero sigamos. Usa a Alesteir Crowley en la novela y le considera, pura y llanamente, un farsante
Si y recuerdo la opinión de un crítico, que me lo echó en cara…

A veces parece que desmitificar es tomar el nombre de Dios en vano
De acuerdo… es que, vamos a ver, si no creemos en nada, no creemos en nada. Cuando presenté el libro, durante mi charla, dije que Aleateir Crowley era un pirao , un Rappel de la vida, cierto crítico literario y cinematográfico empezó a torcer el gesto y enseguida pensé “A este no le ha hecho gracia el comentario” y bueno…

Claro, es que hay personas en la que has creído mucho y cuando te lo desmontan…
En el fondo sientes que te están atacando a ti, que te están destrozando la infancia y sus mitos.

(risas) En la novela aparece, junto a Joseph Merrick, un ilustre victoriano, la posibilidad creación de vida artificial
Es que escriba lo que escriba, en el fondo, nunca dejo de escribir ciencia ficción …  aunque aparentemente no lo sea.

Explíquese
 Lo hago. Para mí, la principal característica de la ciencia ficción es que se explica sobre la marcha y esa estructura la he mantenido en todos los libros que he escrito. Yo no me paro a explicar, yo doy a entender, a través del relato, la estructura social y física del mundo que relato. Esa es la ciencia ficción a la que me acostumbré como lector. Por ejemplo, nunca hay apéndices o explicaciones sobre cómo funciona, por poner, la máquina del tiempo; no, funciona y tira palante

Por cierto, Carlos Giménez ha publicado, recientemente, una adaptación
No la he leído aún. ¿Qué tal?

Bueno, aunque como toda su última producción se deje llevar más por los diálogos que por la acción o la imaginación…
Es Carlos Giménez. Se lo puede permitir.

Lo es, aunque cuente de nuevo “Los profesionales” con “Pepe”
A mí me gusta mucho

¿Pero 5 tomos?
Nooo, con tres hay más que de sobra. La serie es , simplemente, una combinación de anécdotas y no hay un momento de reflexión. Esa la tienes que poner tu como lector. Aunque, bien es cierto que la vida de Pepe González hubiera sido una gran novela, es una historia terrible y conmovedora.

“Clark Savage Jr es mi amigo.” dice Holmes en “Elemental querido Chaplin” ¿Cómo hubiera sido esa aventura?
Si te digo la verdad, no lo sé. No hay rastro en mi memoria.  Verás nunca tomo notas, sé que hago mal pero yo consigno a la memoria lo que quiero hacer y si se mantiene ahí es que vale la pena. 

Lo que si recordará es a su inquietante Watson: el uxoricida Monsieur Verdoux
No queda dicho explícitamente porque era pronto para desvelar ese aspecto de la trama pero, en el juego escénico que yo hago entre Sherlock Holmes y la realidad histórica, Watson era un asesino en serie de mujeres en quien se basó Chaplin para la excepcional “ Monsieur Verdoux”. Todo cuadraba: se casa con muchas mujeres con nombres falsos (de ahí el juego Hamish/John), era cirujano…

¿No es inverosímil?
No, ni mucho menos hay una novela en que Holmes era Jack el Destripador, la publicó Valdemar en la colección de pastiches, y el juego funciona.

Si, “La última historia de Sherlock Holmes” de Michael Dibdin
¡Esa! Una cosa más, un detalle que muy significativo. Si ves en versión original “El Silencio de los Corderos” y “ Monsieur Verdoux” verás que los acento, las entonaciones, los fraseos de Anthony Hopkins y de Chaplin son idénticos. ¿Curioso, no?

Lo es, acento de psicópatas… pero hay otro Chaplin 
Si, el que está en Cary Grant, simpático, gracioso, ágil, fluido, se mueve igual que Charlie…

Ya, como en “La gran aventura de Silvia”
Por ejemplo, que es chaplinesca a mas no poder o  también “La novia era el” y “El solterón y la menor”

Mas Chaplin…
… imposible

De hecho, proceden del mismo lugar, del vodevil, de las variedades…
Donde hay que desarrollar recursos para enganchar al público en cada gesto y en cada minuto, ya que no se pueden permitir que pierdan la atención…

Según esto el Cary Grant de “Sospecha” seria el eslabón perdido entre Charlot y M. Verdoux
Si, la ironía en la manera de hablar, soy amable contigo pero puedo darte un zarpazo y el saber que tiene el poder entre la vida y el muerte se reflejan muy bien en ese personaje

¿Y el Chaplin final, el de “Candilejas”, pensaba incluirle en la serie?
Claro, contaría, desde el punto de vista de Chaplin, su historia común con Buster Keaton. Sería, además, con el típico libro que acojona hacer por no saber cómo salir de él con éxito sin desviarte de lo que quieres contar. Me reservé, eso sí, para el último libro de la serie, el que transcurre en Nueva York, la explicación de la extraña decisión editorial que llevó a Charlie a dejar en la sala de montaje la mayor parte de la actuación de Buster Keaton en “Candilejas”.

Chaplin se escondió en Suiza a finales de los cuarenta
Si, y pasó un cuarto de siglo comportándose como un lord inglés de lo más conservador…


Lo que solo tiene explicación si asumes que en el planeta tierra los terrestres conviven con dos razas extraterrestres: los ingleses y los japoneses, estos son muy raros pero los primeros…

(risas) Tuvo más de lo que cualquiera puede soñar pero … ¿Fue feliz?
No lo se, no lo creo supongo que tendría momentos de felicidad.

En cualquier caso, Chaplin consiguió comprar su vida ¿Hizo buen negocio?
No lo se, yo supongo que sí en tanto en cuanto logró sobreponerse, muy hábil e inteligentem,ente, a una sociedad intransigente - fíjate  que seguimos sin saber si era o no judío o gitano – y llegó a codearse  con los grandes hombres, con las luminarias de su siglo.

Fue la primera superestrella a nivel mundial
Si claro y se permite el lujo de escapar de la depresión porque como buen inglés - y como buen ingles de izquierdas - no cree en los bancos y cuando llega la crisis del 29 no se arruina.

Ni se queda callado
¡Qué va! Con dos cojones hace “Tiempos Modernos” y no deja de provocar hasta que le expulsa el FBI y empieza a vivir en Europa como un recluso multimillonario

Pensando en su pasado
Es que tiene que ser muy duro haber llegado a la perfección de una arte y que sea tan efímero. Ya desde 1929 el cine mudo está muerto aunque Charlie aguante con sus dos cumbres:  “Luces de la ciudad” y “Tiempos modernos”; ya no le quedó otra que meter sonido en “El Gran Dictador” e iniciar su declinar hasta “El rey en Nueva York” y “La Condesa de Hong Kong” que es una película absolutamente menor.

Y eso que modeló a Sofía Loren a su imagen y semejanza
Es verdad que está encantadora y muy chaplinesca pero en esa película se nota que Chaplin además de muy mayor está fuera de su tiempo, quizá porque nunca quiso adaptarse.

Con “Un Rey en Nueva York” le dio una rabieta contra los Estados Unidos propia de un inglés de clase alta
Es curioso, eso tiene que ver con lo que hablábamos de los ingleses. Mira, por ejemplo, un tipo  como Michael Caine que proviene de la clase obrera, cuya madre se dedicaba a servir y limpiar casas y pasan hambre de verdad, se convierte en  un señor del partido conservador británico y pro brexit.

Geraldine Chaplin cuenta que imponía a sus hijos disciplina aterradora digna de clase alta dickensiana ¡Qué quieres! ¡Son británicos!

Lo llevan en la sangre. La mayor extravagancia o contradicción la convierten en algo normal quizá por eso nos fascinan
Sí, sí, nos sabemos de memoria la época victoriana.

Claro, no sabemos cómo éramos nosotros pero sabemos perfectamente cómo eran los ingleses
Es curiosa esa fascinación, esa vocación suya de imperio nos llega hasta la cultura. Estamos fascinados porque nosotros siempre hemos sido un país de bestias y nunca hemos creído en nuestras posibilidades. Ni hemos tenido una revolución, ni hemos tenido que adaptarnos  a ella.

Dar vida artificial en pastiches , revivir una y otra vez a nuestros  personajes no deja de ser uncontinuo ejercicio de nostalgia
 Si, sin duda. El pastiche, en el fondo, no es más que eso. Nace de lo que nos gustó. Hace poco, en la presentación de mi novela “Don Juan,” dije  que el público al que va dirigido la novela soy solo yo porque, conscientemente o subconscientemente, se escribe  para el lector que eres y yo doy en “Don Juan” mi respuesta a Sinuhé el Egipcio. Otras veces se hace un pastiche yendo directo como Rudy con Conan o se hace un homenaje más o menos explícito como Jerónimo Tristante le hace a Sherlock Holmes con la serie de Víctor Ros. Siempre volvemos a jugar, de una u otra manera, con lo que nos gustó.

El mismo Alan Moore escribe y reescribe el Superman de Curt Swan de su juventud
Si, Superman o la todos los personajes que leyó en ese comic que le gusta tanto a todo el mundo menos a mí que es “La liga de los caballeros extraordinarios”

Es superficial y aparatoso,
Es “¿Dónde está Wally?

(risas) De alguna manera Moore se está amanerando; por cierto, ¿Dónde está la línea que separa el estilo del amaneramiento?
Ese el gran problema de la literatura. A mí siempre me han preguntado porque he cambiado tanto de género literario y la respuesta es, sencillamente, porque nunca he tenido un éxito. Si lo hubiera tenido lo hubiera intentado repetir.

Y se lo hubiera exigido la industria industrial
Claro, pero como ha sido así, he tenido total libertad para elegir los proyectos y escribir lo que a mí me ha dado la gana…

Eso no quiere decir…
…que no hubiera querido tenerlo. ¡Ojalá! y entonces mi problema  hubiera sido servir, cada cierto tiempo, tres kilos más de novela de éxito que es lo que yo esperaba que me hubiera pasado con la serie de Chaplin. De hecho, cuando se publicó ya tuvo una segunda edición en dos semanas y entonces me dije “¡Lo conseguí!”

¿Y después?
….

Admin - 15:49:49 @ ENTREVISTAS